company logo

Directorio de Enlaces

Comentarios

Visitante No.

FALSEDAD IDEOLÓGICA EN DOCUMENTO PÚBLICO NO PREVISTA COMO CULPOSA. RECONOCEN UN ERROR DE TIPO. PDF Imprimir E-mail
Escrito por leda dominguez   
Viernes, 28 de Diciembre de 2018 20:45

CSJ  ARIEL AUGUSTO TORRES ROJAS Magistrado Ponente , AEP 00064-2018 Radicación N° 52746 Aprobado Acta No. 40 Bogotá D.C., seis (6) de diciembre de dos mil dieciocho (2018)

 

".....Como existió discordancia entre lo representado y lo realmente ocurrido, se tipificó el error de tipo en el actuar de la investigada que recae sobre el aspecto subjetivo de la tipicidad, previsto como una causal de ausencia de responsabilidad en el numeral 10-1 del artículo 32 del Código Penal, en vista de que la indiciada actuó con la convicción errónea pero vencible de que el acta firmada por ella contenía información veraz, ya que el punible de falsedad ideológica en documento público no está prevista en el Código Penal como culposa, sino solamente dolosa.

Sobre el delito culposo, la jurisprudencia de la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia, ha establecido lo siguiente:

“Al entrar en vigencia la Ley 599 de 2000, el legislador, atendiendo el desarrollo y avances de las dos aludidas fuentes generales de derecho —doctrina y jurisprudencia—, señaló en su artículo 23 que “La conducta es culposa cuando el resultado típico es producto de la infracción al deber objetivo de cuidado y el agente debió haberlo previsto por ser previsible, o habiéndolo previsto, confió en poder evitarlo”, concepción del delito imprudente que debe entenderse armonizada con dos postulados, aludidos en precedencia, erigidos como normas rectoras prevalentes y orientadoras de la interpretación del sistema penal, según las cuales “La causalidad por sí sola no basta para la imputación jurídica del resultado” y “toda forma de responsabilidad objetiva” se encuentra proscrita o erradicada (artículos 9, 12 y 13 ídem).

 

…El autor debe realizar la conducta como lo haría una persona razonable y prudente puesta en el lugar del agente, de manera que si no obra con arreglo a esas exigencias infringirá el deber objetivo de cuidado. Elemento con el que se aspira a que con la observancia de las exigencias de cuidado disminuya al máximo los riesgos para los bienes jurídicos con el ejercicio de las actividades peligrosas, que es conocido como el riesgo permitido.

 

…El criterio del hombre medio, en razón del cual el funcionario judicial puede valorar la conducta comparándola con la que hubiese observado un hombre prudente y diligente situado en la posición del autor. Si el proceder del sujeto agente permanece dentro de esos parámetros no habrá violación al deber de cuidado, pero si los rebasa procederá la imprudencia siempre que converjan los demás presupuestos típicos”.

 

Respecto de los elementos subjetivos en el delito imprudente, la presencia de contenidos de esa naturaleza es clara. En efecto, en cuanto al aspecto volitivo, el resultado típico debe corresponder a una causalidad distinta de la programada para el acto al que dirigió su voluntad el agente, y respecto del elemento cognoscitivo, es condición que el autor haya tenido la posibilidad de conocer el peligro que la conducta representa para los bienes jurídicos y de prever el resultado con arreglo a esa cognición.”27

Última actualización el Viernes, 28 de Diciembre de 2018 20:58
 



Potenciado por Joomla!. Designed by: joomla templates hosting Valid XHTML and CSS.