company logo

Directorio de Enlaces

Comentarios

Visitante No.

No se requiere prueba científica para acreditar la tortura PDF Imprimir E-mail
Escrito por Edilberto Alvarez   
Martes, 04 de Agosto de 2015 19:35

Tomado de  www.ambitojuridico.com

"...La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia condenó a siete militares como coautores del delito de tortura contra el líder indígena Ger

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia condenó a siete militares como coautores del delito de tortura contra el líder indígena Germán Escué Zapata, cometido en 1988, quien fue golpeado y amarrado por los procesados, al acusarlo de guerrillero, antes de dispararle y asesinarlo.

 

De acuerdo con la providencia, los métodos empleados por los uniformados encaminados a conseguir que la víctima admitiera su supuesta condición de guerrillero “son altamente eficientes para anular la personalidad del sujeto agredido, tanto en el plano físico como moral”.

 

Aunque el tiempo empleado por los militares para realizar esos castigos no fue sustancialmente considerable, esto no desestima la incidencia de los vejámenes en el cuerpo y conciencia de la víctima, precisó.

 

Igualmente, la corporación resaltó que no se requiere prueba científica para acreditar la tortura, pues el principio de libertad probatoria permite obtener el conocimiento de esta a través de cualquier medio de convicción debidamente practicado en el proceso, con mayor razón si se trata de tortura sicológica. (Lea: Adoptan recomendaciones para abordaje forense de torturas).

 

La constatación de dolor soportado por el sujeto pasivo no siempre es fácil de obtener pues, a veces, no hay rastros del ultraje, casos en los cuales los testimonios resultan útiles para comprobar el punible, explicó.

 

Para distinguir la tortura de las lesiones personales, la Corte recordó que la Ley 599 del 2000 le añadió un elemento subjetivo al primer tipo penal, esto es, la necesidad de que su fin sea obtener del agredido o un tercero información o confesión; castigarlo por un acto cometido; coaccionarlo por alguna razón discriminatoria, o con base en cualquier otro propósito, por ejemplo, económico o sádico.

 

Integridad personal

 

El fallo indicó que si bien la tortura y el homicidio tienen cierta afinidad, ya que su tipificación ampara a la integridad personal como uno de los bienes jurídicos tutelados por ambos ilícitos, la primera no se subsume en el segundo, porque ambas acciones son sustancial y típicamente diversas, es decir, pueden consumarse de forma autónoma.

 

Frente al caso, cabe recordar que la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al Estado colombiano por la violación del derecho a la integridad personal de Escué Zapata, derivada de las lesiones perpetradas por los victimarios...."


 


Última actualización el Martes, 04 de Agosto de 2015 19:36
 



Potenciado por Joomla!. Designed by: joomla templates hosting Valid XHTML and CSS.