FALSEDAD INOCUA Imprimir
Escrito por Edilberto Alvarez   
Jueves, 18 de Marzo de 2010 13:46

ANALISIS JU RISPRUDENCIAL AUTOR: JORGE ENRIQUE RAMIREZ MONTOYA
CORPORACION: CORTE SUPREMA DE JUSTICIA
TIPO DE DECISION: Sentencia de Casación
MAGISTRADO PONENTE: Dr. SIGIFREDO ESPINOSA PÉREZ
FECHA: 29 de julio de 2008
RADICADO: 28961
TEMAS: SOLICITUD DE ABSOLUCION Y RETIRO DE CARGOS.
FALSEDAD INOCUA.
PROBLEMAS PLANTEADOS:
1) ¿La solicitud de absolución por parte de la Fiscalía, obliga al Juez de
conocimiento a dictar sentencia absolutoria?
2) ¿Basta la mutación de la realidad para tener por cumplido el
presupuesto de antijuridicidad material en el delito de Falsedad
material en documento público?

 


TESIS DE LA CORTE:

1) El rol del fiscal, en nuestro país, se ve ampliamente limitado, al punto que,
finalmente, su capacidad de disposición de la acción penal (por
contraposición al sistema Norteamericano, donde el funcionario cuenta
con amplias prerrogativas para determinar cuándo y cómo hace decaer la
pretensión punitiva) no es absoluta y se halla mediada, para los casos de
terminación anticipada, dígase por la vía de la preclusión o de la
aplicación del principio de oportunidad, por la intervención del juez, quien
es el encargado de decidir si acepta o no su postulación.
Solo por vía de excepción la Ley 906 de 2004, conforme la redacción del
artículo 448, establece una sola situación en la cual puede operar
autónoma y con efectos absolutos, la pretensión, o mejor, el decaimiento
de esta, del fiscal, al establecer expresamente que la persona no puede
ser condenada “por delitos por los cuales no se ha solicitado condena”, lo
que se ha interpretado como que si el fiscal pide la absolución,
necesariamente el juez debe decretarla.

Por tanto, de ninguna forma la intervención del fiscal cuando ya se ha
tomado decisión condenatoria de primera instancia y se apela el fallo
condenatorio por la defensa, puede emerger obligatoria para el Ad quem,
si lo pedido es que se absuelva, en contravía de lo argumentado durante
el juicio

 

2) Para pregonar la concurrencia de la antijuridicidad material en el delito de
falsedad material en documento público, no basta la mutación de la
realidad en el texto para considerar efectiva o potencialmente lesionado el
bien jurídico de la fe pública, sino que se hace menester demostrar el
menoscabo o puesta en real peligro de otros intereses privados o públicos
de cualquier índole, más allá de la simple credibilidad de la colectividad
en los documentos públicos, porque aquello es lo que en últimas viene a
configurar la antijuridicidad material.

Descargue aqui

Última actualización el Jueves, 18 de Marzo de 2010 18:17